CHANGE LAYOUT
  • leftlayout
  • rightlayout
Panel de control

Innovatuweb

Inicio Internet Artículos Diez razones para crear una Red Social

Diez razones para crear una Red Social

E-mail Imprimir PDF

redes sociales

Estamos en una época donde puede ser más efectivo gestionar el caos que intentar concretar respuestas en un entorno tan cambiante. Es por eso que parece razonable que nos arriesguemos.

 

En este sentido, para cualquier organización, participar de todas las posibilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías puede ser una respuesta adecuada para mantenerse en contacto con esta realidad en definición.

Podemos proponer diez razones por las cuales tomar esta actitud y crear una red social.

En España hay como poco 24 millones de usuarios de Internet de los cuales la mitad pertenecen al menos a una Red Social. Es decir, son un éxito y a las personas les gustan.

Una Red Social es un entorno perfecto para favorecer el emprendimiento dentro de una organización. Ya que se trata de descubrir nuevas posibilidades de comunicación y de participación, es un campo abonado para nuevas ideas.

Es escalable. Esto quiere decir que puede ser abierta o cerrada. Se puede acceder libremente o por invitación. Se pueden compartir un interés muy particular o ir diversificando los temas a tratar.

Permiten dinamizar las organizaciones. Se comparten ideas e iniciativas y se genera nuevo conocimiento. Se establecen nuevas relaciones horizontales entre diferentes estamentos o departamentos. Se generan sinergias en tiempo real y se favorece la participación.

No son foros. Permiten compartir todo tipo de archivos.  Especialmente archivos multimedia. Experiencias profesionales y experiencias personales. Se pueden establecer relaciones de complicidad.

Se puede convertir en una línea de actividad muy productiva de la organización. En el caso de ser una empresa puede ser una fuente de ingresos. Especialmente si se gestionan correctamente los contenidos.

Las redes sociales te permiten que una organización sea más inteligente y aprenda de sus usuarios. Puede aprender de sus interacciones. Incluso establecer espacios donde se experimente en un entorno seguro.

Te permiten descubrir nuevas líneas de acción. Son una fuente de inspiración. Puedes descubrir intereses que te lleven a poner en marcha áreas de actividad que antes pensabas que no tenían que ver con tu propósito.

Te dan la posibilidad de convertirte en un referente en tu área de actividad. Es como una semilla que puede crecer y convertirse en un éxito. Siempre que se consiga que haya un nivel de actividad creciente.

Y por último se puede convertir en un activo muy importante de tu organización con valor económico o de dinamización social. En este sentido la tecnología que se desarrolle y el número de usuarios puede ser elementos diferenciadores.

Y creo que van diez.

 

 

Autor: David Cierco