CHANGE LAYOUT
  • leftlayout
  • rightlayout
Panel de control

Innovatuweb

Inicio Internet Noticias Las redes sociales y la política. Resultado Diputa 2.0

Las redes sociales y la política. Resultado Diputa 2.0

E-mail Imprimir PDF
"Señora Montiel, le ruego que mantenga inactivo su twitter". Esta insólita prohibición se produjo el pasado 4 de marzo en la Asamblea de Madrid, al inicio de una de las reuniones de la comisión de investigación del espionaje en la Comunidad de Madrid, según recoge el diario de sesiones. En el diálogo posterior, entre la presidenta de la comisión, Rosa Posada, y la diputada de IU Reyes Montiel, queda claro que el Reglamento no impedía la retransmisión vía twitter de la sesión, que había iniciado el día anterior la diputada. Aun así, tuvo que abandonarla. La anécdota sirve para ilustra cómo, mientras la actividad parlamentaria oficial sigue los mismos cauces de hace siglos, algunos diputados, aún muy pocos, están ya utilizando las herramientas que ofrecen las nuevas tecnologías para hacer política. Como en la web 2.0, ya no se trata de que se vea lo que hacen, sino de compartir iniciativas.

Montiel, de 38 años, tiene también un blog personal y es usuaria de Facebook. Comenzó a usarlos "ante la dificultad que existe en la política madrileña, y en concreto las actividades de la Asamblea, de salir en los medios y más en el caso de IU", explica. Su experiencia es la misma de otros diputados: pronto se dio cuenta de que le servía para dar a conocer su actividad política, pero también para organizar su trabajo, contrastar su agenda o recibir información directa de los ciudadanos. Y para ahorrar papel: ahora necesita un cuarto del que gastaba antes.

"Vivimos en un mundo tan grande que se ha perdido el contacto y, en este Parlamento, puedes pasar cuatro años sin ver a un vecino", agrega. "Esto te permite más participación porque la gente te comenta, te matiza, te anima o te insulta. Sin intermediarios". Eso supuso, por ejemplo, que IU pidiera colaboración al elaborar el dictamen de la comisión de los espías. "Antes de registrarlo, lo colgué", explica. "Y la gente opinó".

"El networking, aplicado a la política, es espectacular", afirma David Pérez, portavoz de los populares, de 36 años. Tiene un blog, el primero que se creó en 2007 en la web de la Asamblea, pero no le encuentra mucha utilidad a twitter, aunque sí usa Facebook. En esta red social ha sido uno de los dos impulsores del grupo Yo admiro a Irene Villa. "Estoy en conexión permanente, a través de los dispositivos móviles. Lo que no significa dedicación permanente", afirma. "Todo esto me permite estar muy informado, actualizado y muy formado".

"Muchas veces la estructura de un partido dificulta el contacto directo, pero la tecnología nos da otro cauce de profundización democrática", opina el diputado socialista Óscar Blanco, de 32 años. Él tiene una página personal y trabaja con Facebook y el Messenger. Considera que el intercambio de opiniones con los ciudadanos le sirve para "reflexionar y debatir". Y recuerda que, en un momento en que la Asamblea ha limitado la asistencia de invitados en los plenos, a través de Internet se puede establecer "un contacto directo con los electores".

Cristina Cifuentes, vicepresidenta de la Cámara, de 44 años y del PP, se considera todavía una "aficionada", aunque es usuaria de Facebook y twitter y mantiene un blog personal. "Los que estamos en política dedicamos poco tiempo a pensar y escribir. El blog me obliga a reflexionar en profundidad y me permite iniciar discusiones sobre algunos temas, en los que puedo ver los comentarios de la gente", explica. Como el resto de los diputados consultados, considera que lo fundamental es ocuparse uno mismo de actualizar las entradas. "Hay páginas en Facebook de políticos que se nota que no se hacen ellos", afirma. "Es verdad que no puedes estar todo el día en esto, pero es parte de tu trabajo".

"En las grandes ciudades, militar en un partido es complicado, porque si tardas una hora en ir a trabajar, es difícil que luego vayas a la sede del partido", afirma el diputado socialista, José Cepeda, de 39 años. "Por eso, el ciberactivismo es una nueva forma de militar, que te permite llegar a gente muy joven". Lleva años utilizando Facebook, Tuenti y twitter, en el que se estrenó en el verano de 2007, cuando se enfrentó en un proceso interno al actual secretario general del PSM, Tomás Gómez. Tiene un sinfín de anécdotas para ilustrar las bondades de la política en la Red. Y bromea: "Soy el abuelo Cebolleta de Internet".